• Grupo Human

NOM 035: BIENESTAR EN EL TRABAJO

Lograr el bienestar físico y emocional requiere una eficiente gestión del capital humano; es importante evaluar la estructura organizacional para identificar áreas de mejora



Las personas son el activo más valioso de una organización, por ello, los directivos necesitan brindarle a sus colaboradores los elementos básicos para que puedan desempeñar sus funciones de forma adecuada. Esta responsabilidad no se limita únicamente a proporcionarles el equipo y los insumos necesarios para llevar a cabo sus actividades, velar por su bienestar tanto físico como emocional es indispensable para promover el desarrollo del talento e incrementar la competitividad de la compañía.


El bienestar de los colaboradores está relacionado con su satisfacción laboral y con la percepción que tiene sobre la compañía, para que una persona se sienta satisfecha con su lugar de trabajo es necesario generar un plan de acción que considere su bienestar físico y emocional así como estrategias para su crecimiento profesional.


La Norma Oficial Mexicana 035-STPS-2018 establece los elementos para identificar factores de riesgo psicosocial, es decir, aquellos elementos que impactan negativamente en el bienestar emocional de la persona y están relacionados con su centro de trabajo. Para que el diagnóstico sea efectivo se deben considerar tres niveles de acción: Individuos, grupos de trabajo y la organización.


Ahora bien, lograr el bienestar físico y emocional requiere una eficiente gestión del capital humano; es importante evaluar la estructura organizacional para identificar áreas de mejora al distribuir las actividades en función de las capacidades de cada integrante y verificar que el centro de trabajo se encuentre en condiciones óptimas; de esta manera la oficina se convertirá en una fuente de bienestar que impulse la productividad.


Promover el bienestar así como el cuidado de la salud es esencial para incrementar la competitividad de la compañía; los directivos necesitan estimular la participación de todos los colaboradores, para cumplir los objetivos de un programa de bienestar es indispensable contar con el compromiso de las partes involucradas.


Además de ser una responsabilidad, velar por la calidad de vida del personal representa una inversión para la compañía, debido a la reducción de costos relacionados con accidentes laborales, rotación de personal y ausentismo ocasionado por enfermedades relacionadas con el estrés, ansiedad, depresión y falta de sueño.


Por último, para garantizar un entorno laboral adecuado que garantice el bienestar emocional de los colaboradores, los directivos deben estimular la comunicación, de esta manera el personal podrá compartir sus inquietudes y necesidades. De esta manera la dirección podrá emprender acciones puntuales que mejoren la calidad de vida.

28 vistas