• Grupo Human

COVID-19: EL RETO DE MANTENER UN CLIMA LABORAL POSITIVO CUANDO EL ENTORNO ES NEGATIVO

Actualizado: abr 5



El ambiente de trabajo juega un papel esencial tanto para crecimiento de la organización como en el desarrollo individual de los colaboradores; cuando la empresa promueve un ambiente positivo que garantiza el bienestar, los empleados mejorarán su rendimiento y se reforzará su sentido de pertenencia.


Ahora bien, el clima laboral se relaciona con la satisfacción del personas con respecto a su trabajo, ya que repercute en su calidad de vida. Si el ambiente resulta estimulante para los miembros de la organización es posible formar equipos de alto desempeño comprometidos con el logro de los objetivos.


Al ser uno de los factores que impulsan la competitividad, los directivos necesitan monitorear la percepción de sus colaboradores con el objetivo de generar estrategias que mejoren su calidad de vida. El diagnóstico del clima organizacional es de gran importancia para promover el bienestar general en la empresa, especialmente, en momentos en los que el entorno puede resultar negativo como es el caso de la actual contingencia que atraviesa nuestro país debido a la pandemia del COVID-19, situación que ha obligado a las empresas a implementar esquemas de home office para continuar sus operaciones.


En estos momentos, mantener un clima laboral estable requiere la participación de todos los niveles de la organización, donde la comunicación de los líderes con sus equipos es clave para alinear los esfuerzos y encontrar alternativas que permitan dar continuidad a las actividades.


Además de compartir información con sus colaboradores, los gerentes deben mostrar una actitud positiva ante la situación, de esta manera lograrán contagiar de entusiasmo y motivar a sus equipos ante la incertidumbre.


Para manejar situaciones de crisis y mantener los índices de productividad en niveles óptimos es importante contar con canales de comunicación eficientes para atender las necesidades del personal.


En este sentido, escuchar a los empleados resulta imprescindible para generar un ambiente de trabajo positivo frente a la actual contingencia. Las acciones de la empresa necesitan estar enfocadas hacia dos ejes principales: atender las inquietudes del personal y disminuir el impacto negativo que la situación pueda ocasionar en las operaciones del negocio.


Mantener un buen clima laboral durante momentos de crisis como la actual contingencia derivada del COVID-19 representa un gran desafío para muchas empresas, ya que ha demostrado la necesidad de actualizar procesos, crear políticas para gestionar el home office y realizar cambios a la dinámica de trabajo con el fin de garantizar la continuidad de las actividades.


0 vistas