• Grupo Human

SER JEFE NO ES LO MISMO QUE SER LÍDER

Poseer iniciativa es indispensable para ejercer el liderazgo, asumir nuevos proyectos y guiar a tu equipo en la consecución de los objetivos es una cualidad de los líderes efectivos.

El liderazgo es una competencia indispensable en el ámbito empresarial, reconocemos como un líder a aquella persona que dirige un equipo de trabajo y cuenta con la autoridad necesaria para delegar actividades con el objetivo de alcanzar los resultados esperados. En ocasiones se asocian cualidades de liderazgo a personas que ocupan determinada posición jerárquica, sin embargo, ser jefe no significa ser líder.


Para desempeñar un liderazgo efectivo es importante que la persona sea capaz de ejercer un cambio positivo en sus colaboradores, convertirse en una figura que los motive e inspire a formar parte del equipo y a trabajar de forma conjunta para lograr el bien común y alcanzar los resultados esperados.

El primer paso para convertirse en un líder nato es definir el objetivo, es decir, qué queremos lograr y cómo lo haremos, una vez hecho esto es posible comenzar a desarrollar las destrezas que nos llevarán a cumplir esta meta.

Cuando logras transmitir la visión de la empresa a tus colaboradores y comprenden su papel dentro del equipo es posible orientar sus esfuerzos hacia un mismo objetivo. Para ello, debes saber reconocer el potencial de cada integrante, de esta manera la asignación de tareas se hará en función de sus capacidades.

Por otra parte, es indispensable crear un ambiente de trabajo positivo donde se estimule la participación, confianza y competitividad; un buen líder debe saber comunicarse con sus colaboradores para comprender y atender sus necesidades.

Poseer iniciativa es indispensable para ejercer el liderazgo, asumir nuevos proyectos y guiar a tu equipo en la consecución de los objetivos es una cualidad de los líderes efectivos; motivar a los colaboradores hará que se comprometan con su trabajo y superen las expectativas que se tienen de ellos.


Ahora bien, para dejar de ser un jefe y convertirte en un persona que inspire debes definir tu estilo de liderazgo, la elección dependerá de diversos aspectos tanto internos como externos entre los que podemos mencionar: la personalidad, las habilidades que posea, la manera en la que se relaciona con los demás, así como el ambiente de trabajo en el que se desempeñe y las características de sus colaboradores.

Para concluir, uno de los principales errores del líder es hacer énfasis en el título que ostenta, más que una figura de autoridad, los colaboradores necesitan una persona que los inspire con sus actos y los impulse a ser más eficaces.


151 vistas