• Grupo Human

#QUÉDATEENCASA: CÓMO GESTIONAR EL HOME OFFICE EN TU ORGANIZACIÓN



Ante la contingencia que vive nuestro país por el COVID-19, una de las medidas que han decidido tomar los empresarios mexicanos para velar por la salud de sus colaboradores es implementar el trabajo a distancia, este esquema laboral le permite a las organizaciones continuar con sus actividades y cumplir con las recomendaciones de las autoridades de salud acerca de mantener un distanciamiento social durante la cuarentena.


Para que el programa de home office tenga éxito y se mantenga el nivel de productividad es importante que los líderes proporcionen a sus empleados el equipo necesario para llevar a cabo sus funciones.


Gestionar un programa de trabajo remoto en la organización requiere que los directivos consideren ciertos factores relacionados tanto con el rendimiento como el bienestar de los empleados, entre los que se encuentran:


  • Establecer metas: El primer paso es definir los objetivos y comunicarlos a cada equipo; de esta forma, cada integrante conocerá qué es lo que se espera de ellos. Los líderes necesitan promover la orientación a resultados y definir indicadores de desempeño para evaluar la efectividad del programa.

  • Desarrollar las políticas de trabajo: Para hacer frente a la contingencia del COVID-19 muchas empresas han tenido que modificar su dinámica de trabajo, actualizar procesos e implementar políticas de control que aseguren la continuidad de sus operaciones. En este sentido, es importante considerar las líneas de autoridad, fechas de entrega de proyectos así como respetar los horario de entrada y salida.

  • Contar con canales de comunicación: Para dar continuidad a las actividades y mantener informados a los colaboradores acerca de la situación, es recomendable impulsar el uso de las redes sociales corporativas, el correo electrónico, plataformas de videoconferencias y revisar el funcionamiento de las líneas telefónicas.

  • Proporcionar el equipo adecuado: Otro aspecto que las empresas tienen que considerar es verificar que todos sus colaboradores cuenten con las condiciones para trabajar en casa; es decir, un equipo de cómputo en óptimas condiciones, papelería y conexión a Internet.


Por último, para superar los momentos de incertidumbre como la actual contingencia sanitaria, resulta imprescindible que los directivos promuevan un ambiente laboral positivo que estimule la confianza y la responsabilidad; de esta manera es posible mantener los índices de productividad.


28 vistas