• Grupo Human

MANEJA EL ESTRÉS EN TU TRABAJO COMO UN EXPERTO


¿Te sientes fatigado aunque apenas inicia el día?

Es bien sabido que nuestro ritmo de trabajo en la actualidad puede resultar sobrecogedor. La necesidad de mantenernos en constante comunicación, el tiempo que pasamos frente a una pantalla y las incertidumbres del mercado laboral llegan a ser perjudiciales para nuestra salud.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), México es uno de los países con mayor estrés laboral, lo cual no debería sorprendernos, pues también somos el país que más horas trabaja en el mundo.

Mal humor, ansiedad, depresión, insomnio incluso problemas digestivos. Cada persona responde a estas fuerzas externas de manera diferente. El estrés se produce cuando sentimos que la situación está más allá de nuestras capacidades, por ello, aquí te ofrecemos algunas soluciones sencillas para contrarrestarlo:


1. Haz algo de ejercicio

Ya sea al inicio o al final de tu día, la actividad física siempre es provechosa y provee toda clase de beneficios para manejar el estrés: aumenta nuestro nivel de endorfinas, es un tiempo para meditar en movimiento, nos distrae de las preocupaciones diarias y en general mejora nuestro estado anímico.

Cualquier rutina de ejercicio debe ser constante y sobre todo divertida; realiza actividades que te gusten y recuerda ponerte objetivos para avanzar paulatinamente.


2. Checa tu mail en horarios específicos

De acuerdo a un estudio reciente de la Universidad de British Columbia, “limitar la cantidad de veces que las personas revisan su correo al día disminuye la tensión al realizar actividades importantes y reduce el estrés del día a día”.

Básicamente, revisar tus pendientes por correo constantemente no te ayuda a ser más productivo y, de hecho, genera más ansiedad a la hora de trabajar. Los investigadores sugieren hacerlo sólo unas 3 o 4 veces al día, para así programar tus actividades eficientemente.


3. Sal a caminar

¡No sólo sirve para aclarar las ideas! Un paseo tranquilo y meditativo puede ayudarte mucho a aliviar el estrés; ya sea antes de una junta importante o al final del día. Date unos 15 minutos, busca un lugar tranquilo, procura caminar a un ritmo cómodo y pon atención a tu respiración, intentando liberar la tensión de tu cuerpo.


4. ¡Ríete!

La risa natural estimula nuestro lóbulo frontal (donde procesamos la mayoría de nuestras respuestas emocionales) y ayuda a mejorar la circulación, lo que a su vez lleva más oxígeno a nuestros órganos internos y refuerza el sistema inmunológico. Así que no dudes en compartir ese meme o ver ese vídeo chistoso con tus compañeros de oficina, es por el bien de todos.


5. ¿Tienes un chicle?

Múltiples estudios han corroborado que masticar chicle puede aliviar el estrés y mejorar nuestra concentración al trabajar. Además, tiene la ventaja de que puedes hacerlo mientras estás expuesto a situaciones estresantes por ejemplo, durante un examen. Aunque es más efectivo y recomendable emplear estrategias más activas cuando nos sentimos estresados, mascar chicle es un buen punto de entrada.

Toma en cuenta que estos son sólo algunos de los métodos para sobrellevar el estrés laboral, existen múltiples estrategias que se acoplan a distintos estilos de vida ¡Explora las posibilidades! Al buscar la que mejor te funcione estarás entendiéndote más y de paso, llevando una vida más sana.




55 vistas1 comentario