• Grupo Human

DISEÑA UN PLAN DE INCENTIVOS QUE ENAMORE A TUS EMPLEADOS

Lograr que una persona se sienta bien en el trabajo contribuye a elevar su productividad así como reforzar su sentido de pertenencia y compromiso hacia la compañía.

Motivar a los empleados se ha convertido en una prioridad para los directivos, ya que lograr que una persona se sienta bien en el trabajo contribuye a elevar su productividad así como reforzar su sentido de pertenencia y compromiso hacia la compañía. Además de recibir un salario justo por sus servicios, las retribuciones de carácter no económico son sumamente valoradas por los empleados, debido a que estos incentivos mejoran su calidad de vida.


Asimismo, con la publicación de la NOM 035 que tiene por objetivo garantizar un entorno organizacional favorable para los empleados al identificar los factores que representan un riesgo psicosocial; las empresas tienen la obligación de implementar medidas que aseguren el bienestar de su personal.


Con la necesidad de velar por el bienestar de sus colaboradores y establecer medidas de prevención a los factores de riesgo psicosocial, los líderes le han dado prioridad al diseño de un plan de incentivos que contribuya a elevar la calidad de vida de sus empleados.


El primer paso es escuchar a los colaboradores para identificar cuáles son sus principales necesidades; con este propósito, los directivos deben coordinarse con los líderes de área para determinar qué incentivo es el indicado para su equipo en función de sus actividades.


Cada vez más profesionistas aceptan una oferta laboral o deciden permanecer en su trabajo por factores que van más allá del sueldo, por ello, es indispensable elegir los incentivos adecuados. Entre los más valorados se encuentran:

  1. Horario flexible: le permite a los colaboradores decidir su horario de entrada y salida, esto en función de sus responsabilidades personales.

  2. Home office: trabajar a distancia ofrece grandes beneficios para los empleados al obtener un ahorro significativo de tiempo y dinero en cuestiones de traslado. Sin embargo, los directivos deben evaluar quienes pueden laborar fuera de la oficina según sus funciones y proveerles de los medios necesarios para realizar sus actividades.

  3. Guarderías: Este incentivo resulta atractivo para aquellos empleados que tienen hijos pequeños, les ayuda a encontrar un balance entre sus actividades personales y responsabilidades profesionales.

  4. Beneficios sociales: Gimnasio, descuentos en tiendas, consultas médicas, apoyo para la educación de los hijos y ayuda económica para transporte y alimentos contribuyen a elevar la calidad de vida de los empleados y sus familias.

  5. Espacios recreativos en la oficina: Realizar pausas activas durante la jornada ayuda a despejar la mente y recuperar la concentración para continuar con las actividades. Algunas empresas cuentan con salas de descanso o juegos para que sus empleados puedan desconectarse del trabajo y disminuir el estrés.

  6. Capacitación: Además de la formación en temas relacionados con su actividad profesional, los colaboradores valoran la capacitación que contribuye a su desarrollo personal como idiomas, literatura, finanzas personales y talleres para aprender a hablar en público.

Por último, brindar reconocimiento al trabajo bien hecho es una de las recompensas más valoradas por las personas, este incentivo no necesariamente se relaciona con dinero, ya que las palabras de aliento del jefe pueden tener un impacto positivo en la motivación del colaborador y en su compromiso con el equipo.

0 vistas