• Grupo Human

¿CÓMO FORMAR EQUIPOS GANADORES?

Es indispensable promover un espíritu de equipo y desarrollar estrategias que incrementen la cohesión.

A pesar de ser una de las competencias básicas que todo profesionista debe poseer, en ocasiones, trabajar en equipo puede ser una tarea complicada, sobre todo si no se cuenta con las habilidades necesarias para interactuar con otros profesionistas y enfocar el esfuerzo colectivo hacia el cumplimiento de los objetivos organizacionales.

Para formar equipos funcionales es necesario considerar que cada uno de sus integrantes cuenta con una personalidad diferente, con métodos de trabajo diversos, así como con ideas y valores ajenos entre sí. La clave está en aprovechar esas diferencias como una ventaja que permita impulsar el crecimiento del equipo.

Es necesario que exista una figura de autoridad que guíe a sus colaboradores y les transmita la filosofía de la organización. El líder debe evaluar las habilidades de sus colaboradores y asignar responsabilidades en función de su potencial e intereses. Así mismo, debe trabajar en sus debilidades como áreas de oportunidad.


Para que el equipo alcance los resultados esperados es importante que todos sus miembros conozcan las metas por alcanzar, así como su participación en el desarrollo del proyecto, se debe especificar las actividades que llevarán a cabo y su relación con el resto del equipo.


Además, es de suma importancia que se defina claramente la estructura del equipo, se debe considerar el número de integrantes, las funciones a realizar, las normas de convivencia, las líneas de autoridad y fechas de entrega, esto facilitará el desarrollo del trabajo.


Por otra parte, al establecerse los roles de cada integrante es posible evitar confusiones que obstaculicen las actividades, a su vez, es posible definir mecanismos que faciliten la resolución de conflictos.

Una buena comunicación entre los colaboradores es clave para permitir el flujo de información, la realimentación es indispensable para detectar áreas de oportunidad tanto individuales como colectivas y elevar el desempeño.

Otro aspecto a considerar es la motivación, la cual es esencial para que el equipo alcance los resultados esperados, sin embargo, los líderes deben considerar que no se trata únicamente de ofrecer recompensas de carácter económico; la oferta necesita incluir incentivos personalizados que respondan a las necesidades del personal. Factores como políticas flexibles, oportunidades de crecimiento, programas de formación continua y un lugar de trabajo adecuado deben ser tomados en cuenta, ya que repercuten en el clima laboral y por lo tanto, en el desempeño del equipo.


Por último, es indispensable promover un espíritu de equipo y desarrollar estrategias que incrementen la cohesión; no obstante, se debe brindar autonomía a cada miembro para que tome decisiones en cuanto a sus funciones, de esta manera se estará impulsando su crecimiento y se reforzará su compromiso.

0 vistas