• Grupo Human

¿CÓMO AFECTA EL ESTRÉS LABORAL A LOS MEXICANOS?

Un entorno laboral negativo puede generar Síndrome de Burnout, el cual trae graves consecuencias tanto a nivel físico como psicológico.

El estrés es ocasionado por el desequilibrio al que se enfrenta un colaborador cuando la carga de trabajo es superior a su capacidad para hacer frente a sus responsabilidades. El estrés junto con otros padecimientos como la ansiedad o la depresión tienen repercusiones en la calidad de vida del personal, ya que afectan su desempeño e influyen en la generación de un ambiente laboral negativo.


El 75% de los mexicanos sufren estrés laboral, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo; son diversos los factores que ocasionan este padecimiento entre ellos una mala gestión de las actividades, espacios de trabajo inadecuados o la falta de revisiones médicas fomentadas por la empresa.


Es importante que los directivos identifiquen la causa de este padecimiento para que puedan emprender iniciativas que mejoren las condiciones laborales y la calidad de vida de los colaboradores.


En algunos casos, un entorno laboral negativo puede generar Síndrome de Burnout, el cual trae graves consecuencias tanto a nivel físico como psicológico, se trata del agotamiento emocional causado por la exposición a altos niveles de estrés.




Las consecuencias de padecer estrés en el trabajo van más allá del desempeño laboral, físicamente, el Síndrome de Burnout se manifiesta con dolor de cabeza, dolores musculares, fatiga crónica e insomnio, es necesario que la empresa fomente el cuidado de la salud y desarrolle iniciativas que promuevan el bienestar de su personal.






Ahora bien, entre las consecuencias del Síndrome de Burnout a nivel laboral se encuentran:

  • Agotamiento emocional

  • Poca realización personal

  • Desmotivación

  • Falta de energia

  • Dificultad para concentrarse

  • Baja autoestima

  • Menor rendimiento

  • Ausentismo laboral

Por otra parte, la impaciencia e irritabilidad causadas por el estrés tienen como consecuencia una mala comunicación con sus compañeros, lo cual puede afectar el desarrollo del trabajo en equipo.


Para reducir el estrés laboral es necesario fomentar un cambio de hábitos, se debe considerar aspectos como la alimentación, el descanso y la prevención de adicciones; a su vez, es importante evaluar la distribución de las actividades para evitar que la carga de trabajo sobrepase las capacidades de la persona.