• Grupo Human

BIENESTAR: MÁS QUE UNA ESTRATEGIA, UNA RESPONSABILIDAD

De acuerdo con un estudio, el 50% de los directivos consideran que los programas de bienestar como de gran valor para los colaboradores.

Para los directivos, procurar el bienestar de sus colaboradores se ha convertido en una prioridad, a medida que la línea entre el trabajo y la vida personal se difumina, es necesario que la organización desarrolle una oferta de valor que contribuya a mejorar la calidad de vida de sus colaboradores. A través de programas de bienestar es posible fomentar el cuidado de la salud tanto física como emocional.

En este sentido, las empresas buscan invertir en programas de bienestar como una estrategia de atracción de talento y responsabilidad social. De acuerdo con un estudio, el 50% de los directivos consideran estos programas como de gran valor para los colaboradores, sin embargo, uno de los principales obstáculos a los que se enfrentan es la gran brecha que aún existe entre los incentivos que los empleados valoran y los beneficios que la organización ofrecen.

Cuando este tipo de programas se convierten en un tema de responsabilidad social, los directivos adquieren un compromiso por impulsar el crecimiento del negocio, al mismo tiempo que apoyan el bienestar tanto de sus colaboradores como de las partes interesadas, es decir, clientes, proveedores o socios.

Al asumir esta responsabilidad como una estrategia de gestión de talento es posible promover el compromiso y sentido de pertenencia en todos los niveles de la organización, con la incorporación de programas de bienestar

Las estrategias de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) necesitan enfocar sus acciones hacia dos ejes:

Público interno: Emprender acciones que impulsen la calidad de vida del personal da como resultado el incremento de la productividad así como mayor sentido de pertenencia.

Público externo: Al procurar el bienestar de la comunidad, la organización mejora su reputación e imagen frente a socios, clientes, proveedores e inversionistas, esto ayuda a mejorar sus relaciones comerciales.

Ahora bien, una de las áreas que juega un papel fundamental dentro de las iniciativas de RSE es Recursos Humanos; al gestionar el talento de la organización, se aseguran de cumplir las iniciativas de bienestar.

Además de gestionar el talento, los encargados de Recursos Humanos necesitan orientar a los colaboradores para que sus acciones generen un impacto social tanto en sus compañeros como en el entorno de la empresa, esto da como resultado el incremento del bienestar de la comunidad y contribuye a su desarrollo económico.

Por último, para generar una estrategia de bienestar interno y que al mismo tiempo contribuya al desarrollo de la comunidad, los responsables de Capital Humano deben trabajar en la generación de una cultura organizacional que promueva la participación así como el compromiso de los colaboradores.



0 vistas